martes, 15 de noviembre de 2016

la abuela Marina en la huerta


La abuela marina en la huerta ecológicarodeada de hortensias y de plantas aromáticas.

La col rizada es muy tradicional, se utiliza en platos como la sobrehusa de col y en el puchero de coles que se hace con espinazo y tocino fresco de cerdo, sobre todo para los días fríos.

La abuela Marina  labrando las calabazas con las que elaboramos  ricas cremas de verduras.

Descansando de la dura tarea delante de una mata de calabaza matancera, muy apreciada para hacer las morcillas y la flor está exquisita rebozada con miel de caña o rellena de frutas.

la abuela Marina dice que la col  está buena con todos sus sabores potenciados cuando más frío hace y hay hielo por las mañanas; también es un alimento muy apreciado por los gallos y las gallinas.


jueves, 10 de marzo de 2016

POTAJE DE HINOJOS

 




    INGREDIENTES PARA 8 PERSONAS

    -½ kilo de judías secas.
    -150 g de trigo.
    -4 cucharadas de aceite de oliva.
    -4 patatas medianas.
    -1 manojo de hinojos (Phoeniculum vulgare) y
    -4 manojos de sus yerbajos correspondientes:

        Collejas (Silene vulgaris)
        Tetica de vaca o Diente de león (Taraxacum officinale)
        Moquillos de vieja (Sonchus tenerrimus L.) ,
        Escobicas, (Mantilsaca salmantica)
        Lechuguicas silvestres, (Lactuca virosa)
        Vinagreras. acedera romana, (Rumex scutatus)
        Cerraja (Sonchus oleraceus)
        Borrajas (Borago officinalis)

    PREPARACIÓN: Este potaje necesita tres horas.

    El día anterior se pone el trigo en agua para que se ablande.

    Al día siguiente se pone una olla al fuego con un poco de agua, se echa el trigo que teníamos en remojo, las judías limpias y lavadas, después de hervir 10 minutos, se apaga el fuego y se añade un vaso de agua, se dejan reposar una hora.

    Se limpian las verduras, y se cortan a un centímetro de longitud, se lavan bien, y se reservan.

    Se pone otra olla más grande con agua al fuego, se añaden las verduras y se ponen a cocer con la olla tapada. Ahora es el momento de poner al fuego la olla de las judías a fuego lento.

    Cuando lleven las dos ollas ¾ de hora hirviendo se juntan en la olla grande, se le añade el aceite se dejan hervir a fuego lento, se pelan las patatas se cortan encontradas y se echan en la olla, se deja hervir hasta que esté todo cocido.

    Se le añade la sal al gusto, se deja un ratito que repose y se puede servir.

    Esta comida se puede hacer con "pringada", es decir, con un trocito de panceta, un hueso de espinazo, esto se limpia bien, se lava y se echa en la olla. Cuando se ponen las judías en la olla y el trigo se le añade la pringada, y al final de la cocción si se quiere se le pone morcilla, ésta hay que cocerla aparte para que suelte la grasa, y cuando se eche la sal a la olla, se pone la morilla encima y se le da un hervor.

    Otra forma de hacerlo es ponerlo en la olla a presión y se hace más rápido.
    Moquillo de vieja y hortiguica muerta       Hinojos y otras hierbas

     También puedes leer en el blog.rutadelmulhacen.es:

    El Potaje de hinojos y sus propiedades nutricionales



    martes, 1 de marzo de 2016

    Gastronomia de Semana Santa en la Alpujarra

    La Gastronomía de la Semana Santa en La Alpujarra está muy relacionada con las costumbres religiosas de abstinencia de comer carne y sus derivados; de antiguo venía la tradición de no comer carne durante todos los viernes de Cuaresma, desde el Miércoles de Ceniza  hasta el Viernes de Dolores que marcaba el principio de la Semana Santa.

    Antiguamente, durante toda la Semana santa se realizaban actos religiosos como ejercicios espirituales, confesiones, viacrucis, vigilias... por lo que se preparaban comidas que se pudieran conservar varios días, de modo que se pudiera participar en las actividades de la Iglesia.

    En la gastronomía tradicional alpujarreña de Semana santa hay platos de cuchara, platos fríos, postres y dulces de reposteria.

    Los platos fríos alpujarreños más tradicionales son entrantes como el remojón de bacalao y naranja o las ensaladas de col, cocida y aliñada en sobrehusa o cruda con aceite y ajo frito ;  las tortillas de verduras silvestres comestibles como collejas y otras plantas  que aquí le llamamos yerbajos y que son muy abundantes en primavera; También "los papos de bacalao"  que es el nombre que se dice aquí a los buñuelos de bacalao que aunque calientes están deliciosos,  se podían comer también fríos

    Los platos de cuchara más populares son los potajes que tienen la característica de ser muy nutritivos y muy apropiados para los días de ayuno, que era costumbre comer solo a medio día, sobre todo el viernes Santo:
    1. El potaje de hinojos se preparaba una buena olla y luego se calentaba para comer.
    2. Potaje de garbanzos con o sin bacalao que alimenta mucho se hacía para la comida del Viernes Santo
    3. Caldoso de albóndigas de bacalao, un plato de fiesta muy nutritivo, muy sabroso y el plato preferido de los niños.
    Los postres preferidos en Semana santa son el arroz con leche; las gachas reales y la fuente en gloria

    En la repostería alpujarreña  destacan los roscos fritos, los borrachillos y las torrijas de leche o de vino.

    Puedes leer también.